El Apoyo Lumbar, ¿es necesario?

¡SIIIIII!

Los problemas en la región lumbar se deben a un daño lento y constante causado en años de asumir una posición sedentaria y artificial que es la de estar sentados. Nuestro cuerpo ha sido creado para estar en movimiento y no para llevar una vida sedentaria.
 
 

Estar sentado por horas y no apoyar la parte baja de la espalda de manera correcta hace que el cuerpo se descargue o apoye solamente en el sacro, cuando lo correcto es que este apoyado en un trípode formado por los huesos isquiones de la pelvis (huesos del asiento) y las rodillas.

El formar este trípode hace que el eje de gravedad de la columna (línea donde se concentra todo nuestro peso)se desplace hacia atrás y disminuya la tensión sobre la cintura.