En la oficina no sólo debemos tener en cuenta la comodidad y la estética. También la productividad y la organización que podamos alcanzar con el diseño y la decoración de interiores.

Veamos los puntos que tendremos en cuenta para tener nuestra oficina ideal y las tendencias que marcarán la estética de nuestro lugar para trabajar.

 

La buena distribución y medidas

Si bien uno de los aspectos que no se puede pasar por alto es la organización de la oficina, y más aún, si posee dimensiones pequeñas. Es conveniente distribuir los elementos de trabajo de manera que las tareas más frecuentes se realicen en las posturas más cómodas.

Valorar la importancia de las tareas diarias será clave y evitar ocupar los espacios con elementos innecesarios a la hora de trabajar.

Es fundamental calcular bien las dimensiones de todos los elementos que formarán de nuestro espacio de trabajo, para que luego, no vaya a resultar pequeño a la hora de ponerse en acción.

Especializados afirman que 3,5 metros por persona sería la medida ideal para trabajar en una oficina acogedora.

 

Los colores y la decoración

Ahora hablemos del minimalismo cromático en las oficinas. Los colores que elijas tendrán el protagonismo en tu ambiente de trabajo. Sólo debes enfocarte en los detalles y ciertas piezas de decoración que combinen formas simétricas y asimétricas para destacar tu oficina soñada.

Evita las distracciones visuales con colores sobrios y con muebles de diseño moderno. Utiliza algunas texturas para enfocarte en un estilo moderno y ecléctico.

Siempre es importante tener en cuenta no sobrecargar el espacio, sino hacer una selección conveniente y con la cual te identifiques a nivel personal o empresarial.

La decoración debe ir de acuerdo con la visión de la empresa y la imagen que quiere proyectar hacia sus trabajadores o personas externas. No es lo mismo la decoración de una empresa de IT que la de un estudio de abogados, por ejemplo.

 

 

 La iluminación perfecta

El diseño de luces que elijas no solo tiene que ser funcional y generar una agradable atmósfera de trabajo, sino que además pueda brindar un estilo auténtico a tu oficina.

La buena iluminación y la temperatura deben acompañar a sus trabajadores durante tus horas de trabajo para evitar que te sientas sofocado o que tengas que forzar la visión.

Lo recomendable es que además de la luz artificial, te ubiques cerca de una ventana para priorizar el uso de luz natural, y que a la vez disfrutes de una vista agradable y de la ventilación adecuada.

 

El Mobiliario ideal

La selección del mobiliario de oficina y despachos depende del tamaño del mismo. A la hora de diseñar y escoger el mobiliario debemos tener en cuenta la superficie disponible, la luz natural y los colores.

Existen diferentes soluciones en mobiliario que facilitan la implantación a estos espacios, tanto grandes como medianos. Utilizar muebles cómodos y modernos son la tendencia.

Uno de los factores más determinante es la flexibilidad del mobiliario, que significa que los muebles tienen que ser fáciles de mover para permitir el intercambio y la movilidad de los usuarios.

Se recomiendan crear espacios cerrados donde los empleados puedan reunirse o encontrar la privacidad que necesitan. Hay mobiliario diseñado para espacios de colaboración dentro del espacio abierto muy útiles para realizar pequeñas reuniones.

Puedes ir dando forma a la oficina de tus sueños. Si estás más motivado, puedes ir por inspiración y empezar a mejorar poco a poco. Sin darte cuenta, será la oficina de tus sueños. ¿Y cómo es la oficina de tus sueños?