" /> ¿Para qué sirven las estaciones de trabajo colaborativas?

Grandes compañías como Google, Apple y Facebook están a la vanguardia del cambio hacia el coworking a través de escritorios compartidos, espacios abiertos y varios servicios que fomentan la colaboración. No hay duda de que los lugares de trabajo más aislados son menos productivos.

Por esto la colaboración entrega una ventaja competitiva, actualmente las empresas están tratando de encontrar la manera de alentar y apoyar la colaboración de manera que funcione para su empresa en concreto, de acuerdo con su cultura corporativa.

Según un estudio las estaciones de trabajo permanecen desocupadas el 60% del tiempo, y en todos los sectores y oficinas privadas están desocupadas el 77% del tiempo. Con esta estadística, algunas empresas inglesas están reduciendo la cantidad de espacio destinado a puestos de trabajo fijos y aumentando los espacios comunitarios.

Las mesas para las estaciones de trabajo colaborativas deberían permitir lo siguiente :

  • Tener características que permitan a los usuarios utilizar este equipamiento sin problemas ergonómicos.
  • Poder utilizarlo para hacer tareas individuales, como para hacer trabajos colaborativos o en grupo.
  • Tienen que tener espacio suficiente como para utilizar cómodamente dispositivos tecnológicos como móviles, tabletas o proyectores.
  • Su altura se puede regular para adaptar el plano de trabajo a las medidas antropométricas de cada usuario, sin causar daños a la salud o provocar trastornos musculares.
  • De una estructura que permita colocar pantallas para mejorar la sensación visual de intimidad y, así, crear puestos de trabajo individuales en salas inicialmente diseñadas como espacios colaborativos.
  • Ser ligeras y poder moverse  y crear ambientes distintos en función de cada proyecto o tarea.

 

 

 

A diferencia de que los espacios de colaboración sean atractivos o funcionales, la gente no los utilizará a menos de que la cultura corporativa los apruebe. Las personas deben sentir que tienen permiso para permanecer en áreas informales, especialmente si los gerentes y ejecutivos ignoran estas áreas.

Muchas empresas progresistas ven la colaboración como un trampolín para algo más grande y más valioso, la “co-creación” con los clientes y proveedores.

También una encuesta realizada a ejecutivos de todo el mundo muestra que las empresas logran colaborar con los clientes en niveles “sin precedentes”. Cuando se dispone de buenos espacios colaborativos, las estaciones de trabajo individuales se usan menos.