Los mejores materiales para muebles corporativos | Visso | Blog

Numerosas empresas se preguntan qué se debe considerar al escoger los muebles para la oficina. Existe un conjunto de elementos que proporcionan una sensación agradable al ambiente laboral.

Los materiales de tus muebles de oficina deben ser finos y resistentes. La iluminación, ergonomía, confort y el costo beneficio de cada mueble, son factores que merecen atención. Reunimos algunos conceptos sobre los materiales de los muebles de tu oficina.

Muebles de melamine

Hasta unas décadas era un material muy limitado y de baja calidad, pero hoy en día ha evolucionado gracias al desarrollo y la innovación, por lo que estos muebles resultan muy adecuados para utilizar en múltiples espacios y contextos debido a sus numerosas ventajas, que verás a continuación.

La melamina, en sí, es un tipo de material plástico compuesto por resinas que se emplea para revestir muebles y se caracteriza por ser dura y resistente al calor. En definitiva, es un recubrimiento que va pegado.

 

 

Ventajas del melamine:

  1. Resisten la humedad.
  2. Resistente al rayado.
  3. Resistencia al sol, al fuego y aislante térmico.
  4. Es aislante acústico.
  5. Económico.
  6. Es muy fácil de limpiar.
  7. Resistencia a los parásitos o microorganismos.
  8. Resistencia a los detergentes y a los agentes químicos
  9. Posee diferentes texturas: rugosa, lisa, mate, brillo y motivos.
  10. Amplia posibilidad de colores, incluso se puede imitar a la madera.

 

Muebles de madera natural

Son muebles con la madera auténtica, por lo tanto, este mobiliario corporativo será el más delicado. A la vista y al tacto resultan más atractivos y aguantan mejor el peso, pero también son mucho más delicados al fuego, la humedad, el sol, etc.

Por esto requiere de un cuidado más profundo, pero con un cuidado apropiado, la durabilidad de estos muebles es mayor y hace que la estancia resulte más acogedor y con presencia.

Estos muebles deben ser barnizados, mientras que la melamina no, ya que es una lámina sintética que simplemente va pegada. Además, la madera es afectada por el fuego y por golpes, el paso del tiempo e incluso por químicos para madera.

Los muebles de madera maciza son los más costosos, mientras que los de melamina son los más económicos; a medio camino se encuentran los de chapa de madera aunque, cabe señalar, depende de la calidad del material con el que se elabore.