Elige el mejor color para tu oficina

Los colores estimulan nuestros sentidos y tiene mucho poder sobre nuestro estado de ánimo. Debido a esto es importante utilizar el color de manera racional y selectiva, usando la mejor tonalidad para pintar nuestra nueva oficina.

El responsable de los colores para una oficina puede ayudar a mejorar la motivación y a su vez, logrará elevar la productividad laboral.

Hay muchos tipos de colores modernos, naturales y brillantes. También podemos modernizar nuestra oficina con los colores y sorprender a nuestros clientes. Las empresas deben tener una paleta de colores definida, de acuerdo con lo que quieren proyectar.

Para tener oficinas modernas, los colores suaves son perfectos para pintar paredes y para el mobiliario en general. Podemos utilizar colores más brillantes para acentuar el mobiliario o en zonas muy concretas.

 

 

Estos colores pueden darle una identidad corporativa a tu empresa.

  • Grises.
  • Blanco y negro.
  • Mostaza.
  • Tono fríos y azules cielo.
  • Pino sueco.
  • Verde pastel.

 

Una paleta de colores para pintar oficinas modernas debe ser natural y sofisticada, con la calidez natural del piso sueco combinado con tonos como el mostaza o grises atmosféricos. El contraste del blanco y negro puede resaltar espacios y muebles también.

 

Tonos fríos y sus beneficios

Tonos de color cielo son colores fríos que representan la paz, estabilidad, tranquilidad y la seguridad. Como todos los colores fríos, el cielo, puede tranquilizar.

Según las teorías del color, el azul disminuye la tensión sanguínea y las pulsaciones. Tiene un fuerte efecto relajante en las personas. Por ello es especialmente indicado para puestos de trabajo con un alto nivel de estrés, como centros de llamadas, o entornos donde se llevan a cabo negociaciones difíciles.

 

Colores para oficinas no tan grandes

Elegiremos colores que reflejen a luz. Los tonos claros podemos elegir el clásico blanco y toda su gama de matices. El color blanco se nos puede hacer un color soso, pero en realidad tiene muchos tonos distintos.

Podemos elegir el color azul fresco como adecuado, como color frío puede crear un efecto de estar lejos haciendo que los espacios se vean mucho más anchos y profundos.

Los colores neutros pueden ser también una buena alternativa, pues estos colores ayudan a que la vista no se detenga, y ni por los elementos. Los colores que puedes usar son gris, beige o marrón.

No olvides que es mejor los techos claros, es ideal para agrandar los espacios, el blanco es una buena alternativa, ya que hace que las paredes se vean más altas.