Sillas de oficina cómodas: La felicidad de tus colaboradores | Visso | Blog

Muchas empresas ignoran la comodidad de sus propios colaboradores, sin contemplar las largas horas laborales bajo una misma postura, que puede perjudicar la salud general de quien trabaja. Esto puede generar bajas en la plantilla perjudicando así la empresa.

Una silla de oficina ergonómica es una herramienta más de trabajo, y la clave para el bienestar de tus colaboradores, que cambiará su posición rutinaria y su salud. Una silla ergonómica posee la cualidad de adaptarse a múltiples posiciones y a la forma del cuerpo.

Si tienes un trabajador cómodo en su puesto de trabajo, será feliz aumentado su nivel de rendimiento, lo que aumentará la productividad. Y todo esto generará ganancias empresariales.

El siguiente artículo te puede interesar: ¿Cómo no equivocarse al elegir una silla de oficina?

La inversión en una silla 100% ergonómica será fundamental en el rendimiento y crecimiento de tu empresa. Estas son las características básicas de una silla ergonómica:

Altura regulables. Requisitos obligatorios en todas las sillas de oficina. El sistema de suspensión es imprescindible para poder adecuar la silla a las medidas del usuario

Asiento dezlizable. No deberá ser demasiado duro ni demasiado blando. La medida será amplía para el apoyo de piernas y caderas. El asiento debe deslizarse ligeramente hacia adelante o atrás para dar descanso a las piernas.

El respaldo. La curvatura que tenga debe adaptarse a nuestra espalda. Esta puede venir con un apoyo lumbar para la espalda baja lo que brindará mayor confort.

Apoyabrazos. Un elemento fundamental para una silla donde se pasará muchas horas trabajando. Los apoyabrazos son regulables en altura y a veces giratorios.

 

Productos que te pueden interesar:

Suscríbete a nuestro Blog: