muebles colaborativos archivos - Mobiliario para oficina | Visso | Sillas de Oficina
Cómo renovar tu espacio colaborativo con butacas y sillones

Cómo renovar tu espacio colaborativo con butacas y sillones

Sabemos que remodelar puede ser un dolor de cabeza, si no se tiene las cosas claras. Buscar la inspiración en fuentes como el Internet puede aliviar la situación, pero no es suficiente.

No haga espacios unipersonales, sino donde pueda haber comunicación y un ambiente propicio para trabajar en conjunto. Tampoco seas tan minimalista, ya que crearás un ambiente muy frio, dejando a un lado lo acogedor.

El siguiente artículo te puede ineteresar: Sillones para una sala de espera moderna

Los espacios colaborativos se caracterizan por ser cómodos y modernos. Por eso, los sillones y butacas junto a mesas bajas o de reunión, son una buena opción para trabajar junto a tus colaboradores.

Usa:

Sillones de simil de cuero: Son sillones que darán un estilo elegante y moderno a tu ambiente renovado, estos pueden ser usados para mesas redondas o rectangulares en espacios medianos.

Sillones de tela: La tela le dará vida y la informalidad que quieres impregnar a tus reuniones colaborativas, por su diseño pueden usarse para pequeñas reuniones acompañado de un café.

Butacas de colores: Busca colores personalizados que puedan darle ese toque de modernidad a tu nuevo lugar de trabajo. Las butacas pueden tener base de metal o de madera, haciéndolas muy atractivas a la vista.

Los sillones y sofás pueden crear un lugar confortable para trabajar en conjunto. Toma atención al diseño, los colores y las medidas, para que luzcan muy bien en tu espacio renovado. Colócalas de 2, 4 o 6, mirándose una contra la otra y deja que sean las protagonistas.

 

Productos que te pueden interesar:

 

Suscríbete a nuestro Blog:

Los espacios colaborativos clave para tu oficina

Los espacios colaborativos clave para tu oficina

La creación de un espacio colaborativo funcional, hará que la empresa sea única. La colaboración depende de la cultura de la empresa, los recursos tecnológicos y del espacio de trabajo.

Hoy en día los espacios colaborativos son muy utilizados por las empresas, con diseños amplios y acompañados del mobiliario de oficina adecuado para este fin.

Para fomentar este tipo de trabajo debemos encontrar el diseño de dicho espacio y acompañarlo de tecnología para que los proyectos tengan un mayor alcance.  

Factores claves para diseñar un espacio colaborativo:

  • Definición de uso: Debe ser un lugar de intercambio rápido información para generar productividad, este espacio se puede usar para pequeñas reuniones, pequeñas capacitaciones o reuniones con tus proveedores.

 

  • Espacio colaborativo: Más empresas dedican espacios considerables a estos ambientes, otras adaptan espacios pequeños con mesas redondas. El espacio mínimo es de 2m x 2m, el cual debe ser un lugar silencioso y tranquilo.

El siguiente artículo te puede interesar: Usar mesas altas en la oficina. ¿Es necesario?

  • Mobiliario colaborativo: Si se puede lograr un ambiente de trabajo donde haya concentración y desconexión con mesas altas, redondas o regulables. Por qué no, salas con sillones de estar listas para brindar mayor comodidad.

 

  • Creación creativa: La creatividad es clave para este tipo de trabajo. Para que puedan utilizar técnicas como el brainstorming, se necesitará pizarras acrílicas o de vidrio donde plasmen sus mejores ideas.

 

  • Soporte tecnológico: Un ambiente con tecnología incorporada mejorará la comunicación y el intercambio de información. Debe poseer pantallas, proyectores o parlantes bluetooth.

 

Productos que te pueden interesar:

Suscríbete a nuestro Blog:

¿Para qué sirven las estaciones de trabajo colaborativas?

¿Para qué sirven las estaciones de trabajo colaborativas?

Grandes compañías como Google, Apple y Facebook están a la vanguardia del cambio hacia el coworking a través de escritorios compartidos, espacios abiertos y varios servicios que fomentan la colaboración. No hay duda de que los lugares de trabajo más aislados son menos productivos.

Por esto la colaboración entrega una ventaja competitiva, actualmente las empresas están tratando de encontrar la manera de alentar y apoyar la colaboración de manera que funcione para su empresa en concreto, de acuerdo con su cultura corporativa.

Según un estudio las estaciones de trabajo permanecen desocupadas el 60% del tiempo, y en todos los sectores y oficinas privadas están desocupadas el 77% del tiempo. Con esta estadística, algunas empresas inglesas están reduciendo la cantidad de espacio destinado a puestos de trabajo fijos y aumentando los espacios comunitarios.

Las mesas para las estaciones de trabajo colaborativas deberían permitir lo siguiente :

  • Tener características que permitan a los usuarios utilizar este equipamiento sin problemas ergonómicos.
  • Poder utilizarlo para hacer tareas individuales, como para hacer trabajos colaborativos o en grupo.
  • Tienen que tener espacio suficiente como para utilizar cómodamente dispositivos tecnológicos como móviles, tabletas o proyectores.
  • Su altura se puede regular para adaptar el plano de trabajo a las medidas antropométricas de cada usuario, sin causar daños a la salud o provocar trastornos musculares.
  • De una estructura que permita colocar pantallas para mejorar la sensación visual de intimidad y, así, crear puestos de trabajo individuales en salas inicialmente diseñadas como espacios colaborativos.
  • Ser ligeras y poder moverse  y crear ambientes distintos en función de cada proyecto o tarea.

 

 

 

A diferencia de que los espacios de colaboración sean atractivos o funcionales, la gente no los utilizará a menos de que la cultura corporativa los apruebe. Las personas deben sentir que tienen permiso para permanecer en áreas informales, especialmente si los gerentes y ejecutivos ignoran estas áreas.

Muchas empresas progresistas ven la colaboración como un trampolín para algo más grande y más valioso, la «co-creación» con los clientes y proveedores.

También una encuesta realizada a ejecutivos de todo el mundo muestra que las empresas logran colaborar con los clientes en niveles «sin precedentes». Cuando se dispone de buenos espacios colaborativos, las estaciones de trabajo individuales se usan menos.