" /> Cómo trabajar menos tiempo sentado

Evitar estar sentado todo el día en una silla en tu oficina puede ser inevitable, pero existen ejercicios y estiramientos como una opción saludable. El objetivo de esto, es mantener en forma y activa nuestros músculos más afectados, que son las extremidades inferiores.

Millones de personas dependen de la tecnología y el internet para llevar a cabo gran parte de sus tareas cotidianas deben estar concentradas en una silla de oficina por muchas horas de trabajo que a largo plazo traerá consecuencias a su cuerpo.

 

Ejercicios en la oficina

El ejercicio más común para combatir el sedentarismo en una silla es haciendo sentadillas, ya que trabajas varios músculos de las piernas como los glúteos.

Estos ejercicios se han convertido en una buena solución para muchos problemas que eran difícil resolver, evitando primordialmente el desgaste de los músculos y los huesos del cuerpo.

Cuando haga los ejercicios es importante que sea durante las pausas o desde la misma silla. De vez en cuando durante la jornada laboral levántate y descansa.

 

 

Cómo sentarse

Tener una buena postura al sentarse es un factor muy importante para evitar dolencias o lesiones en los músculos y las articulaciones.

Hay que sentarse lo más atrás posible, regulando la altura para que quede a la misma altura del escritorio, de modo que al escribir no haya que arquear la espalda. Conviene situar la pantalla a la altura de los ojos para evitar que las cervicales se resientan.

Al escribir, los brazos deben permanecer contra el cuerpo y los hombros alineados a la misma anchura de la cadera.

 

Descansos cortos

Aprovecha los 5 o 10 minutos de descanso para ir a tomar un café, ir al servicio o charlar un poco. Esto ayuda a aligerar el estrés y el cansancio mental pero también a estirar las piernas. Es una fácil manera de estirar un poco el cuerpo, ya que estar tanto rato sentado nos provoca un malestar general incómodo.

Hay más actividad para aliviar el sedentarismo en la oficina:

  1. Descansos cortos y frecuentes.
  2. Hacer ejercicio y estiramientos.
  3. Responder las llamadas del móvil de pie.
  4. Hacer reuniones colaborativas de pie.
  5. Dar un paseo después de la comida.
  6. Usa poco el correo y dilo personalmente.
  7. Un reparador masaje después del trabajo.
  8. Invertir en una silla ergonómica.

 

También en lugar de enviar un email, puedes comunicarlo tú mismo a tu compañero. Realiza gestiones en la oficina o comunícate verbalmente con tus compañeros que están en otro lugar de la oficina, esto una buena forma de tener días sin sedentarismo.