¿Cómo cuido mi escritorio?

PARA LAS PARTES DE MELAMINA
  • Limpia con trapo húmedo, limpio. NO uses solventes como el thinner.

  • Para retirar manchas o suciedad persistente: pasa un trapo húmedo con agua tibia y con un producto de limpieza suave no abrasivo.

  • Después de eliminar las manchas, seca completamente la superficie.

  • No colocar elementos calientes sobre la superficie, usa un posavasos o similar como protector.

  • Ten presente que el mueble esta hecho para interiores.

PARA LAS PARTES METÁLICAS
  • Emplea un trapo suave humedecido (no mojado) con alcohol, pasa el trapo húmedo por la zona a limpiar y enseguida un trapo seco.

  • Asegúrate de secar totalmente la estructura ya que la humedad residual puede generar oxidación.

  • No debes utilizar ningún tipo de solventes (thinner, acetona) o productos abrasivos, que podrían dañar el recubrimiento.

  • No lavar con agua y jabón.