¿Es tu silla ergonómica?

Completa el siguiente checklist y comprueba si tu silla es verdaderamente ergonómica:

  • La altura del asiento es regulable
  • Tu espalda puede apoyarse fácilmente al respaldo sin presionar la parte posterior de tus rodillas
  • Cuando te reclinas hacia atrás, tus pies permanecen pegados al suelo
  • La silla tiene apoyo lumbar
  • La espuma de tu asiento es firme y poco mullida
  • La silla cuenta con apoyabrazos regulables

Si mides más de 1.75m o tus piernas son largas:

  • El asiento de la silla es deslizable hacia adelante y atrás
  • (Opcional) La silla cuenta con apoyacabeza

Si marcaste 4 opciones o menos, ¡tu silla no es verdaderamente ergonómica! 😥

Existe una oferta muy variada de sillas en el mercado; sin embargo, no todas las sillas que dicen ser ergonómicas verdaderamente lo son. Si marcaste 4 opciones o menos, tu silla no se ajusta a tu cuerpo, lo que puede estar causándote molestias ahora o las causará tarde o temprano.

No te preocupes, nosotros te ayudamos a solucionar ese problema 😉

En Visso contamos con una amplia selección de sillas ergonómicas que se adaptan a las necesidades de cada persona. ¡Te invitamos a explorar nuestros productos! Sillas de oficina y sillas gerenciales