Ajusta tu silla ergonómica para oficina en 6 pasos

Ajusta tu silla ergonómica para oficina en 6 pasos

Tabla de contenidos

Adquirir una silla ergonómica para oficina es un gran primer paso para reducir o prevenir los temidos dolores de espalda. Sin embargo, muchas personas dejan de lado una actividad crucial: adaptarla a su propia fisionomía.

Las sillas ergonómicas están diseñadas para adaptarse a ti y ayudarte a mantener una postura buena, cómoda y saludable.

Es por ello que en VISSO, como expertos en ergonomía y bienestar, queremos enseñarte a ajustar tu silla de oficina para que le saques el máximo provecho.

Para ajustar tu silla ergonómica para oficina, debes seguir los siguientes pasos:

Silla ergonómica
Silla Arco

Regula la altura de la silla

Al sentarnos, debemos seguir estas dos reglas de oro para mantener una postura ergonómicamente correcta:

  • El ángulo que se forma entre tus muslos y tus rodillas debe ser de 90° (recto)
  • Ambos pies deben tocar el piso de forma estable

Para cumplir con estas reglas, necesitamos que la altura de la silla se adapte a nuestra propia altura. ¿Cómo lo logramos?

  1. Localiza la palanca que regula la altura del asiento (debajo del asiento a la mano derecha)
  2. Tira de la palanca y ejerce presión o impúlsate levemente hacia arriba, el asiento se adaptará a ti
  3. Una vez identificada la altura correcta (la que te permita cumplir con las dos reglas), suelta la palanca para bloquear la altura nuevamente

Te podrás preguntar qué puede suceder si tu silla está configurada a una altura muy baja o alta para ti:

  • Si tu silla de oficina está muy baja, se ejerce mayor presión sobre la espalda baja, lo que aumenta el riesgo de sufrir de dolores lumbares
  • Si tu silla está muy alta, tu cuerpo tendrá la tendencia de inclinarse hacia adelante, lo que provoca dolor cervical por la tensión en hombros y cuello

Recuerda que las sillas pueden regularse en altura gracias al pistón de gas. Este componente además amortigua el peso del usuario al sentarse, y es uno de los puntos clave para garantizar la calidad y duración de una silla ergonómica para oficina.

Te recomendamos buscar una silla de oficina que cuente con un pistón de clase 3 o 4.

Si encuentras sillas con precios demasiado bajos, es posible que tenga un pistón de mala calidad que se malogre al poco tiempo de uso. ¡No te dejes engañar!

Adapta el soporte lumbar a la curvatura natural de tu espalda

Una de las características más importantes de una silla ergonómica para oficina es el respaldo lumbar, ya que permite distribuir la tensión en distintos puntos del cuerpo.

En muchas ocasiones, este soporte lumbar es regulable, así que debemos ajustarlo para que se adapte a nuestra fisionomía.

Debemos llevar el soporte lumbar a la zona de la curvatura natural de la espalda, así se garantizará el soporte adecuado y que mantengamos una buena postura.

¿Cómo ajustar el soporte lumbar?

  • Lleva ambas manos hacia la parte trasera del respaldo de la silla.
  • Localiza el soporte lumbar y sostenlo con ambas manos
  • Llévalo hacia el nivel en el que sientas que le brinda mayor soporte a tu espalda baja
  • Verifica que se haya bloqueado en dicho nivel

Modula la profundidad del asiento

El asiento no debe presionar la parte posterior de la rodilla porque restringe la circulación sanguínea. Idealmente, debe haber una distancia de 5 centímetros entre la cara posterior de la rodilla y el asiento.

Por lo tanto, si tu silla ofrece la opción de modular la profundidad del asiento, debes aprovecharla para reducir el riesgo de sufrir problemas de circulación en las piernas.

¿Qué pasos debes seguir para ajustar el asiento?

  • Siéntate lo más atrás posible de tu silla, procurando que la totalidad de tu espalda repose sobre el respaldo
  • En dicha posición, verifica si hay una distancia aproximada de 5cm entre el asiento y tus rodillas
  • En caso el asiento presione la parte posterior de tus rodillas o haya una distancia muy corta, coloca tu mano derecha justo debajo de la silla hasta encontrar una palanca deslizable
  • Tira de ella suavemente y desliza el asiento hasta acoplarse a tu configuración deseada
Como medida adicional para prevenir problemas circulatorios, las sillas ergonómicas VISSO cuentan con un asiento en forma de cascada que reduce la presión del asiento hacia las rodillas
orca operativa encabezado1

Ajusta la inclinación y la tensión del respaldo

El respaldo es una de las partes más importantes de una silla ergonómica, ya que es la responsable de sostener a tu espalda, brindarle comodidad, y resguardar que mantengas una postura adecuada.

Para usar tu silla ergonómica para oficina de la manera correcta, debes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Tu espalda debe apoyarse sobre el respaldo en todo momento, de modo que tu columna vertebral adopte una forma de S suave mientras estás sentado.
  • Mantén la inclinación de tu silla de manera recta (90°) o con una leve inclinación hacia atrás de hasta 10° como máximo

Al seguir estas recomendaciones, te aseguras de que la espalda obtenga un soporte adecuado y que tu cuerpo no se incline hacia adelante. Esto último es muy importante para evitar dolores en la zona cervical, en especial para las personas con torso alargado.

Sin embargo, sabemos que mantener una postura fija durante largos períodos de tiempo no es saludable ni beneficioso para el cuerpo.

En ocasiones necesitarás estar completamente recto, y en otras ocasiones puedes permitirte alternar entre recto y ligeramente recostado.

Visso - Banner 1
Silla Lotto Negra con Cabecera

Es por ello que la mayoría de las sillas de oficina ergonómicas incluyen un mecanismo que permite reclinar el respaldo del asiento en dos modalidades: balanceo y posición fija.

Para reclinar el respaldo de tu asiento debes:

  • Localizar la palanca que regula el respaldo debajo de la silla (es la misma que permite regular la altura del asiento)
  • Para activar la posición de balance, tirar suavemente de ella y reclina tu cuerpo hacia atrás o hacia adelante según tu gusto
  • Para bloquear el respaldo en una posición fija, empuja la palanca a su posición original

De igual forma, para cuando te encuentres en la posición de balanceo, debes regular la tensión del respaldo de tu silla en función de tu peso. La tensión regulable permite ajustar la presión que necesitas ejercer sobre el asiento para que este se incline más o menos.

Para ajustar la tensión del asiento, solo debes:

  • Localizar la rueda de tensión, que se encuentra debajo del asiento
  • Girar la rueda hacia la derecha para reducir la tensión
  • Girar la rueda hacia la izquierda para aumentar la tensión

La tensión adecuada dependerá de tus gustos personales, ¡no hay una forma correcta o incorrecta! Ajústala como prefieras.

Te recordamos que las sillas ergonómicas para oficina VISSO cuentan con un mecanismo synchro, que permite un movimiento coordinado entre el asiento y el respaldo de tu silla para que acompañe a tus movimientos mientras trabajas.

Regula el reposabrazos

Los reposabrazos son esenciales para toda silla ergonómica para oficina, ya que ofrecen un soporte extra para tus brazos cuando estos no están apoyados sobre tu escritorio o mesa.

Lo ideal es que tus brazos permanezcan en un ángulo de 90° y estén alineados a la altura de tu mesa, así podrás evitar el dolor de hombros.

El nivel de regulación de los reposabrazos suele ir de la mano con la gama de tu silla ergonómica. Así, tenemos hasta 3 tipos de regulación:

  • Hacia arriba y hacia abajo: Lleva el reposabrazos hacia arriba o hacia abajo para lograr el ángulo de 90°
  • Hacia adelante y hacia atrás: Acerca o aleja el reposabrazos de tu mesa para mantenerte próximo sin que choque con esta
  • Hacia los lados: Acerca o aleja el apoyabrazos del asiento para que se acople al espacio que ocupas en el asiento
Cargador USB 2

Ajusta la cabecera de acuerdo a tu fisionomía

Las cabeceras son un accesorio opcional para las sillas ergonómicas, pero serán muy útiles si eres una persona de talla mediana a alta.

Una silla con cabecera -también llamada silla gerencial-, te ayudará a reducir la tensión generada en la espalda alta, cuello y hombros.

Si tienes una silla con cabecera regulable y deseas sacarle el máximo provecho, reclina la cabecera para que se adapte a tu cuello y soporte tu cabeza de la forma en que se te haga más cómoda.

Nuevamente, aquí buscamos que la silla se adapte a ti: prueba distintos ajustes hasta que encuentres el que te brinde el mejor soporte.

Silla Ergonomica - Silla Loto con cabecera Negra - Visso

Recapitulemos: ¿Cómo ajustar mi silla ergonómica para oficina?

  1. Usa la palanca debajo del asiento para regular la altura de la silla, tus rodillas deben permanecer a 90° y ambos pies deben alcanzar el suelo con facilidad
  2. Regula el soporte lumbar para que soporte tu espalda baja y te ayude a mantener la curva natural de la columna
  3. Ajusta la profundidad del asiento de modo que este no presione la parte posterior de la rodilla, apunta a una distancia de 5cm entre ambos
  4. Ajusta la inclinación del respaldo en una posición de 90° (o un máximo de 10° hacia atrás) para mantener una buena postura
  5. Alterna entre la posición fija y de balanceo de acuerdo a tus necesidades del momento, y regula la tensión girando la rueda debajo del asiento
  6. Regula el apoyabrazos y la cabecera para que se ajuste a tu fisionomía

Si tienes una silla de oficina VISSO y quieres sacarle el máximo provecho, te compartimos la playlist Sillas Ergonómicas en YouTube. Encuentra tu modelo de silla y conoce cómo ajustarla para llevar tu ergonomía al siguiente nivel.

En caso tengas dudas, escríbenos por WhatsApp y nuestras asesoras te ayudarán en todo lo que necesiten. En VISSO, diseñamos bienestar para ti.

Si te encuentras en búsqueda de una silla ergonómica para oficina, en VISSO contamos con una gran selección de sillas con certificación ergonómica que puedes personalizar con tu color preferido.

Te ofrecemos:

  • 5 años de garantía
  • Envío en tan sólo 48H
  • Instalación gratuita.

Encuentra tu modelo de silla ideal tomando nuestro quiz o contacta a nuestras asesoras expertas en ergonomía que te ayudarán a escoger la silla perfecta para ti y tus necesidades.

También te puede interesar