¿Dolores de cabeza? Revisa estos puntos en tu oficina o espacio de trabajo.

¿Conoces el impacto de las condiciones de una oficina para tu salud física y mental?.

El trabajo en oficina está sujeto a una serie de condiciones ambientales que influyen de manera positiva o negativa en:

  • La salud.
  • El bienestar.
  • La seguridad.

Cuando se condiciona adecuadamente estos 3 principios de forma positiva, podemos desenvolvernos correctamente, manteniendo un estado de satisfacción, felicidad y motivación.

Esas condiciones ambientales tienen la bondad de ser potenciadas para aprovechar sus beneficios al máximo.

¿Cuáles son los factores ambientales que afectan una oficina o lugar de trabajo y cómo mejorarlo?

EL EXCESO DE RUIDO.

El exceso de ruido, del exterior o interno (aire acondicionado, maquinarias) puede causar problemas, donde para algunos, puede llegar a ser delicado:

  • Problemas de concentración.
  • Ansiedad.
  • Estrés.

Toma nota de estos consejos para absorber y reducir el ruido en tu oficina:

Ruido exterior:

  • Existe materiales aislantes de sonido para techos y paredes.
  • Usa ventanas especiales que bloquean el ruido.

Ruido interior:

  • Materiales que absorben en ruido que rebota dentro de una oficina: alfombras, cortinas de tela, corcho, madera.
  • Usa mamparas o ventanas con cristales especiales para oficinas cerradas como la sala de reuniones, jefaturas, gerencias, etc.

LA VENTILACION Y TEMPERATURA.

El espacio de trabajo debe mantener siempre:

  • Temperatura de confort recomendada (21°-25°).
  • Controlar la humedad.
  • Buena ventilación.

Si estas condiciones se van a los extremos puede causar irritabilidad si está muy caliente o puedan enfermeras si está muy frio.  En ambos casos, estaríamos desaprovechando el rendimiento de los trabajadores y afectando su productividad.

LA ILUMINACIÓN DE TU OFICINA.

La buena iluminación es una condición muy importante ya que con una deficiente puede provocar:

  • Cansancio.
  • Dolores de cabeza.
  • Problemas oculares.

Estos problemas, a la larga, causa una baja emocional y por ende a una baja en la productividad laboral.

Para evitarlos, presta atención en los principales defectos que debes corregir:

  • La intensidad de la iluminación: evita que tengas zonas con mucha luz o muy poca luz. Debe ser homogénea.
  • Distribución de los puntos de luz: provocan resplandores y sombras.
  • Exceso de luz natural: cuando la luz del sol es muy intensa y no se tiene las cortinas adecuadas.

EL ESPACIO FÍSICO.

  • Los muebles de oficina, herramientas y material deben cumplir las normas ergonómicas para evitar lesiones y problemas de salud.

Éstos mismo deben ser ubicados en una distribución bajo las normativas de buena circulación:

  • para evitar congestión de personal en los pasillos.
  • Puedan realizar sus actividades sin que lo interrumpan ni interrumpir al resto.
  • Analizar y planificar el material de almacenaje:
    • Calcular el volumen de tu almacenaje y prever el espacio necesario. Ayudará a que siempre preveas el espacio y tener una planificación a futuro en caso aumente el volumen.
    • Debe ser bien ubicado de tal manera que no sea difícil llegar a ello
    • No debe obstaculizar en la actividad del trabajador. Con fácil acceso y buena circulación.
  • Nunca obviar incluir en tu oficina una zona de descanso o “relax”. Para potenciar la eficacia de la productividad de los trabajadores, es necesario que tengan tiempo de descanso entre actividad y actividad (salud mental y emocional).

Y actualmente, muchas oficinas optan por hacer un espacio multifuncional. En donde pueda servir como un espacio de descanso y también puedan trabajar de forma individual o grupal. Está comprobado que este método es muy eficiente para la productividad.

No te pierdas nuestros consejos en ergonomía, diseño y salud.

Productos Relacionados

Positiva Gris

Arco

Confort