productividad archivos - Mobiliario para oficina | Visso | Sillas de Oficina
Mejorando el ambiente de trabajo en 3 pasos

Mejorando el ambiente de trabajo en 3 pasos

Son muchos los beneficios para la empresa mejorar el ambiente de trabajo. Uno de ellos es la modernización de tu espacio de trabajo y una integración positiva de tus colaboradores.

El secreto está en mejorar esos detalles que pueden beneficiar el desempeño de tus colaboradores. Esto lo puedes hacer sin salirte del presupuesto. Para eso puedes seguir estos pasos:

Contar con muebles ergonómicos

Cuidar de la salud de tus empleados puede mejorar la productividad de la empresa. Podemos elegir muebles de ergonómicos de oficina como sillas y escritorios, o incentivar clases de yoga en un horario adecuado.

El siguiente artículo te puede interesar: Workcafes, ¿Qué son?

Una decoración agradable y motivadora

Adaptar y mejorar el lugar de trabajo puede aumentar el bienestar del personal. Puedes cambiar los colores de las paredes, aumentar la iluminación y mejorar el mobiliario de oficina como un gran paso.

Y zonas de descanso generé bienestar

No siempre un trabajador rendirá igual en un mismo ambiente, hay que incentivarlo a moverse, que tenga un espacio donde pueda descansar o ser más creativo. Esto será un beneficio para la empresa.

Productos que te pueden interesar:

Suscríbete a nuestro Blog:

Los mejores talentos buscan las mejores oficinas

Los mejores talentos buscan las mejores oficinas

Las empresas buscan constantemente mejorar su personal y aumentar su rendimiento.

Los futuros colaboradores con talentos son los más solicitados en el mercado laboral y reciben mayores propuestas para trabajar que otros. Por eso, el primer contacto con la empresa debe ser óptima y agradable.

Aunque la propuesta de crecimiento profesional y buen salario es favorable para atraérlos, hoy en día ya no son suficientes, influye más factores a la hora de decidirse por una empresa.

El diseño del espacio, el tipo de mobiliario, espacios comunes adecuados, pueden captar a tu futuro colaborador talentoso, y así decida por tu propuesta.

Los factores que influyen actualmente en la toma de decisión son:

  • Diseño y mobiliario adecuado.
  • Un buen ambiente de trabajo.
  • Espacios comunes y de descanso.
  • Tecnología moderna.

Una empresa con instalaciones bien diseñadas y modernas para trabajar, será una ventaja para un empleador y su estrategia de contratación de nuevos talentos.

Productos que te pueden interesar:

 

Suscríbete a nuestro Blog:

Mejorando el ambiente de trabajo en 3 pasos

Mejorando el ambiente de trabajo en 3 pasos

Para aumentar la productividad de una empresa podemos mejorar el ambiente de trabajo. Existe varias técnicas para hacerlo, pero lo más importante es fijarse en los detalles.

Puedes mejorar el clima laboral sin tener que gastar mucho. Para eso puedes seguir con los tres siguientes pasos:

La Ergonomía: Cuidar de la salud de tus empleados puede mejorar la productividad de tu empresa. Podemos elegir muebles de ergonómicos de oficina como sillas y escritorios adaptados a las necesidades de tus empleados, o incentivar clases de yoga en un horario adecuado.

La Decoración: Adaptar y mejorar el lugar de trabajo puede aumentar el bienestar del personal. Puedes cambiar los colores de las paredes, aumentar la iluminación y mejorar el mobiliario de oficina como un gran paso.

El Descanso: No siempre un trabajador rendirá igual en un mismo ambiente, hay que incentivarlo a moverse, que tenga un espacio donde pueda descansar o ser más creativo. Esto será un beneficio para la empresa también.

Productos que te pueden interesar:

Suscríbete a nuestro Blog:

Tu nombre (requerido) Tu correo electrónico (requerido)
3 formas de mejorar el flujo de trabajo

3 formas de mejorar el flujo de trabajo

Los flujos de trabajo afectan el funcionamiento de los proyectos de un departamento entero. Por esto, es importante mejorar los puntos claves de la productividad.

Modificar tu propio proceso de trabajo puede mejorar el flujo de aquellos que trabajen junto a ti, lo que suele ser algo muy necesario cuando se acerca fechas especiales como feriados o vacaciones.

Empieza por hacer cambios pequeños y síguelos hasta que se conviertan en rutina. Una vez que hayas creado una rutina, los demás cambios pequeños que agregues pueden provocar resultados más grandes.

 

1. Simplifica tu propio flujo

Con la ayuda de una pizarra gigante o con una aplicación, puedes colaborar con tu propio equipo para simplificar tu flujo de trabajo en tu area.

Todo esto dará mejoras en la gestión y responsabilidad de las tareas. Se establecerá quién tiene asignada una tarea, cuándo tiene su fecha límite, qué tareas son prioritarias y qué flujos de trabajo están a punto de terminar.

Se puede ahorrar mucho tiempo y eliminar confusiones. Un flujo de trabajo simplificado es crucial para una colaboración efectiva.

 

 

2. Prioridad a lo más difícil

Cada persona trabaja de diferente forma, pero hay sistemas de trabajo que te ayudarán mucho a mejorar tu productividad.

Para aumentar la productividad es clave trabajar de forma eficiente. A menudo tenemos varias tareas qué hacer, para esto establecemos primero prioridades para mantenernos activos y trabajando duro.

De igual manera debes completar las tareas más difíciles primero. Probablemente tu energía esté al máximo al empezar a trabajar, así que hacer las tareas más complicadas al principio puede ayudarte a tener energía el resto del día.

No permitas que las tareas difíciles sean un obstáculo. Pierde el miedo.

 

3. No a las multitareas

Debes tener un límite de tiempo para hacer una tarea, así que no es atractivo las funciones multitarea. Luego de un largo tiempo haciendo algo, puede causarte desgasto, impidiéndote saltar a otra cosa.

En la neurociencia ha demostrado que la multitarea puede interrumpir severamente tu flujo de trabajo diario. La multitarea puede conllevar un aumento de errores y una mayor utilización de energía.

“Saltar de una tarea a otra puede ser agotador para la mente y el cuerpo.”

Es mejor definir una lista de tareas y no avanzar hasta que hayas terminado aquello en lo que estás trabajando, a no ser que un superior te ordene lo contrario.

 

 

5 consejos para ejercitarte en la oficina

5 consejos para ejercitarte en la oficina

Muchas horas en una oficina sentado puede ser perjudicial para tu salud. Esto sumado a una vida sedentaria y la falta de ejercicios solo ayudan a empeorar las cosas.

Pero hay formas en las que puedes salir de la rutina diaria y en tu propia oficina de trabajo.

El beneficio no solo será en tu propio cuerpo, sino en tu rendimiento diario, disminuyendo en gran parte los típicos dolores que te aquejan en tu día de trabajo.

 

Subiendo y bajando

Básico pero muy efectivo a la hora de ejercitar el cuerpo sin mucho esfuerzo. Subir y bajar escaleras es un ejercicio donde trabajarás los músculos de las piernas, quemar grasa en la parte inferior del cuerpo y gastar energía.

Estos ejercicios te ayudarán a disminuir la probabilidad de padecer enfermedades crónicas como problemas cardiovasculares, diabetes y colesterol alto.

 

De puntillas

Una buena forma de estar en línea es ponerse detrás de la silla y ponerse de puntillas, tendrás que mover rápidamente las puntas de los pies mientras estás parada, sostenerte por unos segundos así. Con este ejercicio podrás ejercitar tus pies y tus piernas, lo que mejorará tu circulación corporal y además quemarás calorías.

 

 

Los estiramientos básicos

Es importante controlar el estiramiento y la postura en todo momento. Deben ser movimientos suaves que respeten los tiempos marcados, para conseguir una mayor relajación con la menor actividad muscular y articular posible.

Estiramientos básicos del cuello, hombros, espalda, brazos, cintura y piernas. En espacios de tiempo cortos y con repeticiones son los recomendable.

Dedicarte a esta actividad por unos minutos no te quitará trabajo, sino que te dará un mayor beneficio para tu salud.

 

Caminando siempre

Caminar es uno de los ejercicios más básicos y completos que podemos hacer. Levantarse periódicamente y aprovechando alguna ocasión para realizar ejercicios en la oficina ya sea andando o estando de pie estará bien.

Intenta levantarte cada hora, aunque sea solo por cinco minutos. Una buena forma es atender las llamadas a pie y caminando. En vez de usar el teléfono, levántate y aprovecha para hablar cara a cara con tus compañeros.

 

Los dedos también se ejercitan

Si tenemos en cuenta las horas que trabajan los dedos y el gran servicio que nos aportan para cada actividad día a día, es fundamental darles un respiro. Esto mejorará las articulaciones y la circulación sanguínea.

Empieza rotando las muñecas suavemente, luego abre y cierra la mano para darles descanso. Recuerda que tus dedos también sufren el trabajo de todo el día en el ordenador.